0

GOR, DE JOHN NORMAN: UN LUGAR AL OTRO LADO DEL SOL

20 de septiembre de 2009

0 comentarios Enlaces a esta entrada  

Algunas veces, jugar a ser Dios puede traer revelaciones esclarecedoras. Más aún si la capacidad creativa e imaginativa es utilizada para difundir ideologías que susciten discusiones entre cientos de miles de lectores amantes de la “literatura de la anticipación” -"género de narraciones imaginarias que no pueden darse en el mundo que conocemos debido a una transformación del escenario, basada en la alteración de coordenadas científicas, espaciales, temporales, sociales o descriptivas; pero relatadas de tal modo que son aceptables como especulación racional". Preclaro ejemplo del género es la monumental obra novelística de John Norman -reaccionario pensador norteamericano del siglo pasado-, intitulada con el nombre general de Las Crónicas De La Contratierra, saga de veintiséis volúmenes publicados desde fines de los 60s hasta estos últimos años.

CV

John Norman es el nom de guerre de John Frederick Lange Jr., nacido en Chicago, Illinois, el 3 de junio de 1931. Empezó su carrera académica en 1953, obteniendo el grado de Bachiller en Arte en la Universidad De Nebraska. En 1957, se graduó como Magister en Arte en la Universidad Del Sur De California, y en 1963 obtuvo un doctorado en Filosofía en la Universidad De Princeton. Se casó con Bernice L. Green, el 14 de enero de 1956, y tiene tres hijos, John, David y Jennifer. Norman ha sido profesor asociado de Filosofía en la Universidad De Queens, en Nueva York.
Seguidor de Edgar Rice Burroughs y sus trabajos sobre el personaje John Carter de Marte, las novelas del autor contienen largas disertaciones sociológicas y psicológicas, en las que pone de manifiesto los males que nos afectan, desde la insinceridad hasta el holocausto nuclear. Sólo que no habla directamente de nuestro planeta.

¿UN MUNDO MEJOR?

¿Qué es, entonces, Gor, también conocido como la Contratierra? Se trata de un cuerpo celeste ficticio localizado al otro lado de nuestro Sol. Es decir, gira en la misma órbita que la Tierra, pero en el extremo opuesto. A eso se debe que su existencia sea un secreto. Las Crónicas De La Contratierra describen concienzudamente su geografía, su sociedad y sus diversos elementos culturales. Además, sustentan el sistema ético, metafísico y epistemológico allí imperante; sistema que podría ser aplicado con grandes resultados en nuestras vidas.

En todas las lenguas de Gor, este nombre significa “piedra hogar”. Su ecosistema se rige por el “estado natural” que preconizara Nietzsche. Es un poco más pequeño y tiene tres lunas, por lo que su campo gravitacional es más ligero. En Gor, un hombre puede saltar más alto, cargar más peso y lanzar objetos a mayor velocidad -por lo que los combates goreanos suelen ser mortales. Pese a ello, Gor es un planeta hermoso y a la vez salvaje, no dañado por la polución industrial. Su atmósfera es limpia y brillante. Es un mundo sobre el cual Homero podía haber escrito, cantando sobre el choque del metal de los guerreros y la dulzura vitivinícola del mar de Thassa.

Gor-01

(Valga la digresión para anotar que la idea de un planeta que gira en la misma órbita que la Tierra, pero en el extremo opuesto, no es enteramente original de John Norman: fue pensada por el filósofo presocrático Filolao, y luego fundamentada por la escuela pitagórica.)

REYES SACERDOTES VS KURII

En el Principio, sólo existían el vacío y las infinitas posibilidades. Entonces, la Conciencia Universal pensó que sería interesante compartir sus conocimientos con conciencias inferiores, tomar una posibilidad y llenar el vacío. Fue así que se crearon los cielos y la Tierra. Y colocó en ellos criaturas que habiten y evolucionen. Pero los seres creados ambicionaron el poder del Creador y cayeron en el pecado. La Conciencia Universal se afligió al ver el rechazo que sus dones producían en las reprimidas mentes de la Tierra y decidió probar de nuevo. Así creó la Contratierra, y la llamó Gor. Puso en ella a los Reyes Sacerdotes para que la poseyeran y dirigieran con mano de hierro.

Estos Reyes Sacerdotes poseen una inteligencia tan desarrollada, que han sacado a Gor de su añil galaxia natal y lo han localizado al otro lado del Sol, en la misma órbita que la Tierra, para ejecutar sus misteriosos designios. Por este motivo, restringen y controlan el desarrollo tecnológico en la Tierra, a fin de evitar posibles desastres provocados por la autodestructiva naturaleza humana.

Los guerreros goreanos no pueden usar armaduras completas -sólo cascos y escudos livianos, para favorecer la fuerza y la destreza sobre la tecnología y los factores económicos. Los soberanos de Gor programan los así llamados Viajes de Adquisición, secuestrando individuos de la Tierra para utilizarlos como agentes o esclavos, según sus propósitos.

Pero Gor no es seguro. Ni la Tierra. Una raza de criaturas alienígenas pretende conquistar ambos mundos: los kurii, cuyo mundo sus propias guerras hicieron desaparecer -de forma que los únicos supervivientes fueron los que se hallaban en el espacio en el preciso momento cataclísmico. Como los Reyes Sacerdotes no les dejasen entrar en Gor, han seguido viviendo en sus naves espaciales, que circunnavegan el espacio exterior de Gor.

CADENAS PARA EL PLACER

La filosofía goreana es simple. El género masculino, siendo más fuerte, más grande y generalmente más veloz; es el dominante. Los goreanos son citadinos, son tribales, se asientan sobre las llanuras, en los parajes septentrionales del planeta; pero allí donde vive, sin excepción, el hombre es el dominador, y hace la guerra. La mitología goreana cuenta que, en cierta ocasión, cuando aún no existía aquel orden social, se desencadenó una guerra entre hombres y mujeres, y ellas perdieron. Los Reyes Sacerdotes, al no desear que fueran exterminadas, las hicieron hermosas, pero como precio por esta concesión decretaron que ellas y sus hijas fueran esclavas de los hombres hasta el fin de los tiempos.

Gor-04

En Gor, los hombres son amos de su propio destino; las esclavas no. Una esclava, kajira, es propiedad a la que se le da cariño e importancia, una criatura a la que se le permite el lujo de respirar por una única razón: sumisión. Esto no significa que sea un objeto desprovisto de inteligencia. Una verdadera esclava es ardiente, femenina y bella. Es su deber crear para su amo cuando él lo necesite. El arte de la danza es su principal instrumento creativo y emocionalmente comunicativo. La esclava le utiliza para contar historias, para expresar provocación, suplicar atención. Una kajira busca, sirve, va, se queda, sigue, guía como se le ordena. Ella hace estas cosas con instantánea, incuestionable y absoluta obediencia. Cuando no las hace, siente en su piel el azote del castigo o en su estómago el dolor de la inanición. Una kajira entiende que su natural predisposición debe ser la del servicio. Carece de la libertad para determinar el curso de sus acciones y es feliz al delegar este control en los hombres de Gor.

Gor-03

Si una mujer terrestre es abducida en alguno de los Viajes de Adquisición, la metamorfosis hacia kajira toma lugar tras haber sido drásticamente apartada de su estilo de vida, y subyugada en esclavitud. Todos los derechos, e incluso la propia identidad, son despojados por hombres dominantes que la adoctrinan ineluctablemente en el ideario de la nueva sociedad a la que ha sido incorporada.

¿UNA CULTURA DE LA BARBARIE?

La humanidad de Gor emula las antiguas culturas de la Tierra: griegos, romanos, vikingos, amerindios, cazadores esquimales, tribus de la jungla africana, mongoles, hunos, tártaros y moradores de los desiertos inexplorados de Arabia. Existen variaciones, pero todas provienen de la misma vena. La lengua goreana no es menos compleja que cualquiera de los lenguajes de las comunidades de la Tierra. Es, incidentalmente, un hermoso idioma: tan sutil como el griego, tan directo como el latín, tan expresivo como el ruso, tan rico como el inglés, tan fuerte como el alemán. Para los goreanos, este dulce, fiero, líquido idioma es el lazo común que intenta mantenerlos unidos. Es propiedad común de los miembros de las diferentes castas de ciudades-estado como Ar, Thentis, Cos, Turia y Ko-ro-ba. La caligrafía goreana es zigzagueante: la primera línea de izquierda a derecha, la segunda de derecha a izquierda, la tercera otra vez de izquierda a derecha...

La sociedad goreana está dividida en castas. Cada profesión u ocupación comprende su propia casta, y cada una de ellas está clasificada de acuerdo a su lugar particular en el sistema de interacción social. Las castas son hereditarias, lo cual significa que un individuo nace en la misma casta de su padre. A pesar de que la estructura social es bastante rígida en sus requerimientos, es posible que una persona cambie de casta, o descienda/ascienda según su habilidad o aptitud. Todos los goreanos pertenecen a una casta particular, a excepción de tres tipos de personas: esclavos, proscritos y Reyes Sacerdotes. Muchas de las principales castas de Gor tienen su único y propio color. Este color es usado a menudo por los miembros de esa casta en estandartes, banderas, edificaciones y aún en trajes; todo ello para identificarse como miembros de un clan específico. Por ejemplo, la túnica escarlata es símbolo de un miembro de la casta de los guerreros; un escriba, en cambio, lleva ropas azules.

Gor-05

Como los Reyes Sacerdotes, Norman ha fabricado todo un planeta donde la dominación masculina, la lujuria, el honor, y la lucha por la supervivencia; son tan reales como el pensamiento. Aún así, es difícil entender su filosofía en un sentido global, sin haber leído los libros. Y si tenemos en cuenta que la totalidad de la saga de la Contratierra suma aproximadamente 10,000 páginas, dicha lectura es una labor poco menos que titánica. Entonces, lo que es Gor y lo que significa ser goreano podría generar tantas respuestas como representaciones tiene una idea. Por lo pronto, nos aventuramos a sugerir una de ellas: Gor es el Averno, si eres terrícola; es el Paraíso, si eres goreano.

Gor-02

Jorge Antonio Buckingham



ENLACES RECOMENDADOS


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...