1

E(XPERIMENTAL).A(UDIO).R(ESEARCH). : OVERTURA A UNA ZONA INHABITADA

20 de diciembre de 2009

1 comentarios Enlaces a esta entrada  

Mesmerised
(Sympathy For The Record Industry, 1994)

Muchas de mis neuronas han pasado a mejor vida desde las gloriosas travesías realizadas en los “perfektos” 90s, algunas de ellas de la mano de maravillosos grupos inmortalizados para siempre en ese subvalorado decenio. Pero aún guardo en mi memoria el recuerdo de una tarde de domingo en la que, al regresar a casa tras un fin de semana álgido, y ya en mi cama, le di play al Mesmerised. Vibrantes universos nocturnales han rodeado  desde  entonces mi masa encefálica,  gracias a la gran  obra  que,  esta vez bajo  el   alias de  E.A.R., Pete Kember aka Sonic Boom -Spacemen 3, Spectrum- marcó a fuego en mis tímpanos y en mi cerebro.

E.A.R.-05

(Hugo, de Hipnoascensión, suele decir: “en esos años, cuando nosotros acá estábamos en Crisálida Sónica y escuchábamos grupos como Lovesliescrushing, Flying Saucer Attack, Insides, Seefeel, E.A.R. o Silvania; NADIE a 5000 kilómetros a la redonda audicionaba una música así”.)

Por aquellos días yo me había quedado prendado de una pieza incluida en la reedición del The Perfect Prescription (Glass Records, 1987) de Spacemen 3, intitulada “Ecstasy Symphony”. Hurgando y preguntando donde sea, a través de Internet un amigo inglés me recomendó conseguir el nuevo proyecto de Sonic Boom, Experimental Audio Research. El disfrute a lo “Ecstasy...” estaba asegurado, según afirmaba mi recordado compadre Mark Lascelles.

E.A.R.-04

Una inexplicable sensación de regocijo me embargó al ser testigo de estas sonoridades post-rockeras de vanguardia. Tanto me colgué con E.A.R. que, años después, cuando estaba empezando con Fractal, le propuse a Christian Galarreta de Evamuss realizar un experimento con acoples de guitarra y sonidos ambientales, para plasmar paisajes tan o más cósmicos que los que E.A.R. esculpía. El resultado fue un split de ambos unipersonales a inicios de 1998, pero ésa es otra historia.

Siempre digo que el mejor grupo que he escuchado en toda mi vida, y he oído muchos, es Spacemen 3. Pero lo de E.A.R. como dijo el propio Boom en 1997, ya es “meta-música”: su input sónico está más allá de la música, ha vuelto caduco el propio concepto que tienen todos de este arte. Y lo ha hecho no sólo de una forma radical, sino que también innumerables veces.

E.A.R.-03

Este Mesmerised, editado en 1994, no es el primer álbum concebido por E.A.R., pero sí el primero en ser lanzado a la venta, cortesía del sello norteamericano Sympathy For The Record Industry. Sus 4 tracks -3 en la versión vinílica– fluyen repletos de drones, guitarras minimalistas y trémolos fantásticos: es decir, todo lo que en adelante Kember se encargaría de llevar a su estado más “puro”, más real, solo o asociado con amigos como Kevin Shields (My Bloody Valentine), Eddie Prevost (AMM), Kevin Martin (God) y Thomas Köner (Porter Ricks); entre algunos otros seres humanos.

Be Hyperreal”, dirían Terence McKenna y sus acólitos; “Do It Yourself”, los chicos de ascendencia punk. En Perú, ya hemos dicho “Sé Tu Propio Tótem”. Sea como fuere, ten en cuenta que lo mejor que tienes es tu esencia: “True Love Will Find You In The End...

E.A.R.-01

Alma A1



ESCUCHA EL MESMERISED AQUI

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...