2

INVERSOR DEMENTE: CONCIENCIA BORG

6 de septiembre de 2013

2 comentarios Enlaces a esta entrada  

Ununtrium EP
(Independiente, 1995)


En el Perú, aún nos encontramos dando los primeros pasos hacia la consecución de una arqueología pop. No por falta de medios, ciertamente, ya que hoy en día tenemos al alcance de la mano las herramientas necesarias para rescatar del olvido grabaciones fundacionales o simplemente buenísimas que jamás vieron la luz ni de modo masivo ni en formato digital -es un alivio que en nuestra época Internet mate los dos pájaros de un tiro.

No. El problema es la ausencia de una consistente cultura pop. Al interior de la a-veces-demasiado-veleidosa-y-volátil escena pop/rock/electrónica nacional, faltan todavía camionadas de comprensión, tolerancia y respeto: se tiende a olvidar con sorprendente facilidad que el primer objetivo de una movida independiente es justamente alcanzar un sólido status libre de presiones externas -acaso no un posicionamiento autárquico, pero sí autogestionario. Por eso, y por el nulo apoyo de los medios masivos, es que los grupos y artistas más interesantes de los circuitos ajenos al mainstream se hallan impedidos de trascender más allá de determinados límites.


Como tantos otros alias que jamás grabaron en código binario y se extinguieron legando un único LP, un único extended, apenas uno o dos temas en algún disco colectivo extraviado en la bruma del Olvido; Inversor Demente fue una suerte de experimento unipersonal de Dante Gonzáles, mientras batallaba al lado de Enrique Barrón por darle aliento y larga vida a la electrónica sci-fi de Casus Belli. Como es usual en estas comarcas, la dupla formada en Lince a fines de 1993 pasó a mejor vida sin llegar a los tres calendarios (mediados de 1996). En el camino, quedaron el inédito Base EP (1994, rescatado recientemente por Flugelrad Records) y la maqueta Base Lunar 2015 (data de 1996, pero se hace pública en el 2002 -otra asignatura en stand-by para la ¿improbable? arqueología pop perucha).

En paralelo a Casus Belli, sus vocoders, sus mini-samplers y sus percusiones electrónicas; Dante dio rienda suelta a inquietudes similares bajo la etiqueta Inversor Demente. “La experimentación y edición de sonidos a través de los samplers y el vocoder fueron clave para la creación de sonidos extraños. La programación de la caja de ritmos era bien sencilla, pero le daba fuerza a los temas. Siempre que ensayábamos, salían cosas distintas, debido al temperamento cambiante de las máquinas, y tocábamos sólo en mi casa y para los amigos del barrio”, rememora Dante a propósito de Casus Belli, y la misma cita vale para su (¿primera?) aventura en solitario. Turnándose en equipos y registro con Erik Bullón -se habla de grabaciones conjuntas inéditas, salvo al parecer el Tacora Motors (1996) del fugaz affaire Síndrome, también repescado por Flugelrad-, Gonzáles fue armando los temas agrupados en este Ununtrium EP, que hoy ve la luz cerca de dos décadas después.

Pocos, para mi gusto. Tres temas, bien matizados entre ellos, que de cajón nos hacen preguntar qué hubiera pasado si la trayectoria de ID hubiera rebasado el quinquenio y estado mejor pertrechada. Todos los tracks acreditan en su ADN las sonoridades propias de la tecnología a la que se podía acceder aquí en los 90s, y sin embargo sus espectros timbrales son diferentes entre sí. “Ununhexium”, por ejemplo, asienta sus reales en el techno, con esas bases machaconas tan características de las células pre-EBM que luego abrazarían el techno industrial a fines de los 80s y principios de los 90s. “Ununpentium” (¡mira por dónde el tío es un visionario!), en cambio, tiene un reptar más tributario del post-industrial, del ruidismo aleatorio -tranquilamente pudo sacar lote en el Infamia (Una Recopilación De Música Electrónica E Industrial) (Grabaciones Infames, 1997) o en el evasivo Estudios Embriológicos De Deformaciones (Chancro Records, 1997). Y la sorpresa de esta efímera jornada, “Ununquadium”, a despecho de su evidente tamiz ochentero en estilo, parafernalia y ejecución; suena como si se hubiera grabado en la década pasada.

Un agradable adelanto del que nadie se enteró en su momento. Paradójicamente, sí se sabía de la existencia de Inversor Demente, pues llegó a editar un par de temas cedidos al Estudios... No obstante, “Sonda En Mi Mente (T.H.F. Remix)” y “Naturaleza Muerta (Infranatumaleza Edit)” son bien distintos a lo mostrado en el EP. Dante usó las mismas máquinas que dos años atrás, más la adición de una radio de onda corta, pero los sonidos muestreados fueron de un cariz mucho más en consonancia con los rollos industrial y post-industrial.

Luego de ID y mientras agonizaban los 90s, Dante pasó a las filas de Ensamble, una alineación visiblemente synth-pop. A la par, desarrolló un concepto de música electrónica barroca como Sombras Del Teatro, junto a Javier Trujillo. Tras conseguir una mezcladora y un Atari 1040ST con Cubase 2.0, lanza con su nombre civil el recordado cassette Diseñar Y Construir (2001, otro pendiente -y van...-). Después llegarían los días en Estación Perdida (con Luis Torres), en Pestaña (con Adriana Vainilla y el fenecido Leonardo Bacteria) y en Varsovia (con Fernando Pinzas y Sheri Corleone, actualmente en activo). Pero ésa es ya otra historia.

Hákim de Merv


ESCUCHA EL UNUNTRIUM EP AQUÍ

ENLACES RECOMENDADOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...