HIPNOASCENSIÓN: MÍSTICA CREACIÓN

20 de diciembre de 2010

 

Sesión De Radio 2001                                                                                                    (Independiente, 1998/2010)

Imprimir

En la incandescente época de los 90s, existíamos algunos individuos a quienes nuestro amor por la música y las sonoridades más arriesgadas nos llevaría a entrar por la puerta grande al Parnaso que habitaban luminarias como The Durutti Column, Kraftwerk, Spiritualized, Alpha Stone, Insides, Swallow... Mucha de toda esa pequeña caterva de iniciados, vaya a saber uno por qué razones, se dedicaría también a la creación, formaría sus propias bandas y, bueno, el resto es una historia relatada en esta misma bitácora hace ya casi un año.

De aquella generación de enajenados -algunos dirían “iluminados”, otros simplemente “fumones”-, los que estuvieron siempre en la lucha por lo-radical-entendido-como-expresión-sónica-y-estilo-de-vida, aquellos que siempre estuvieron ahí en el momento justo y el lugar indicado; fueron los Hipnoascensión. Ellos provienen de una movida neopsicodélica y vanguardista incluso anterior a Crisálida Sónica. Mi memoria guarda entre nebulosas de humo mágico la visión del flyer de un concierto de 1993 que anunciaba en el cartel a 3 bandas en una disco de la avenida Arequipa: esas agrupaciones compartían miembros y un sonido particular que los vinculaba a genios como The Dark Side, Spacemen 3 o The Velvet Underground.

Hipnoascension-02

Aquel mítico concierto al que mis progenitores no me dejaron asistir -después de todo, tenía sólo 16 años y unos padres muy chapados a la antigua- presentó en sociedad a Katarsis, como se llamaban los Hipnoascensión por ese entonces, Atmósfera y 1+. De Atmósfera sé que era la banda de un chico conocido como ‘Hippilin’ -quien, tras entrar por completo a la religión hare krsna, cambiaría de nombre a ‘Yagad’. Alguna vez escuché maravillado su canción “Michelle Y Sus Alas” en versión de Hipnoascensión, tema de hermosos acordes redentores y de una letra perdida entre miríadas de poesía y drogas. A los 1+ jamás los llegué a conocer. En el aludido recital, hubo una performance teatral previa a cargo de Julio Incrédulo en la que este señor, joven psicodélico de la época y luego también hare krsna, desplegó con su cuerpo y movimientos un aura de verdadera experimentación transgresora que tendría como ácido soundtrack, en tiempo real, el lado B del Soul Kiss (Glide Divine) (Silvertone Records, 1992) de los fantásticos Spectrum. Eso debió haber sido una real bazuca tóxica en tu interior. ¿Alguien podría, please, mencionarme un evento de similares características e importancia?

Hipnoascension-04Tras ello y ya con su clásico nombre, los Hipnoascensión darían pocos conciertos más (en esta primera etapa de su existencia), de carácter íntimo y en jardines hogareños en alguna calle de la urbanización San Felipe en Comas, o en algún point armado para la ocasión en el distrito de Independencia. Luego comenzaría la historia de Crisálida Sónica, colectivo en el que destacarían no sólo por su eximia técnica al componer suites como “Emoliente” o “Hamaca” -las creaciones firmadas por Hugo Medina son fiel reflejo de esa cualidad-, sino por lo vibrante de sus presentaciones como parte de la inolvidable mancha crisálida.

De esta época provienen los temas incluidos en la sesión radial para el programa 2001 de Helene Ramos. La performance -anterior a la edición de su  epónima maqueta  debut-  inicia  con  “Hamaca”, oda  garage que  casa  jazz  y  bellísima psicodelia  de  una  manera,  más  que   altisonante  o  recalcitrante,  “happy   the man” -las probables alusiones a The Cure acá no son casualidad. La primera guitarra nos lanza una sinfonía de colores marca Robert Fripp y The Durutti Column. Eres feliz hasta el grado “bliss” durante los 5 minutos que dura esta épica sonora. Luego, los ejecutantes se engalanan cual sires medievales con “Emoliente”, donde los sonidos a lo “Trans-Europe Express”, que Hugo Medina extrae a su viola; son no sólo rock drone, sino adictivos. En las canciones de Hipnoascensión todo es perfecto, como el lugar en  el que siempre  quisieras  estar -sólo o bien acompañado, pero permanentemente. Remata como bonus la versión en estudio del track “Hipnoascensión”.

Hipnoascension-01

Una auténtica gema que regalamos hoy para los fans de la banda y los lectores de El Hexágono Carmesí. Estos es música, damas y caballeros, acá se la presentamos al fin.

HIPNOASCENSIÓN COSECHA 1997

Hugo Medina (guitarra).

Juan Roldán (voz y guitarra).

Daniel Caballero (guitarra).

Lucho Quimera (bajo).

Patty (teclado).

Aldo Castillejos (apoyo en la batería).

ALMA A1

ESCUCHA EL SESIÓN DE RADIO 2001 AQUÍ

ENLACES RECOMENDADOS

http://hexagonocarmesi.blogspot.com/2009/12/crisalida-sonica-recuerdos-del-futuro.html (en este mismo site).

http://www.myspace.com/hipnoascension (en MySpace).

http://paraisovacioulima.blogspot.com/2010/10/psicodelia-recalcitrante-hipnoascension.html (en Paraíso Vacío).

http://www.especial35.net/Entrevistas/H/FGHIJ/082009-Hipnoasencion.htm (en Especial 35).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...