EL SONIDO DE LA CRISIS: BACK TO PERÚ -O UNA HISTORIA DEL ROCK Y LA ELECTRÓNICA DE SABOR NACIONAL- (PARTE 1)

2 de noviembre de 2012

 

INSTRUCCIONES DE VUELO
PARA MELÓMANOS Y TEMPONAUTAS


I

Es más que justo plantearse decenas de preguntas alrededor de un proyecto -bautizado sampleando el título de un texto ya existente del crítico Luis Alvarado- que intenta compilar 55 años de rock y electrónica en un país como el nuestro. Y suele ocurrir que las primeras de ellas asoman ni bien se termina de escribir oraciones como la anterior. Siendo el Perú una de las naciones más “displicentes” del planeta -léase de las de identidad más fragmentaria y conflictiva (a duras penas mejor en ese aspecto que el promedio de sus contrapartes africanas)-, y además signada por un perfil "melómano" aplastantemente tropical-andino; ¿qué relevancia tiene para nuestro “acervo cultural” una tradición rockera/electrónica que con las justas sobrepasa el medio siglo? ¿Acaso es lo suficientemente alta como para invertir seis meses de paciente selección/recolección/investigación en un trip de 81 horas y media, 1200 temas que se presumen “representativos”?

La primera interrogante podría responderla cualquier transeúnte común con una palabra: cero -o casi cero. Para responder la segunda, a ese mismo transeúnte le bastaría un escueto “no”. Hoy por hoy, el rock y la electrónica viven sendas crisis de creatividad, acaecidas con el cambio de milenio y de las que aún no se perciben salidas a tiro de piedra. Hay grupos bastante rescatables y razonablemente cumplidores, pero los jodidamente extraordinarios y cruciales andan casi extintos. Y si ésa es la situación en el plano internacional, del plano local ni siquiera deberíamos hablar (siempre según el mismo transeúnte). Podría postularse, entonces, que son otras las razones que han servido de combustible a este ejercicio -y aún así, los resultados se dan maña para contradecir las respuestas tan a la ligera barbotadas hace un momento.


Sin mayores aspiraciones, empecé esta reconstrucción de la historia del rock y la electrónica peruanos porque quise tener en mi reproductor MP3 aquellos números nacionales que me gustaban. También, porque suelo compartir este tipo de florilegios sonoros con algunos amigos cercanos. Pero, sobre todo, empecé porque alguna vez le quise pasar cosas nativas a  mis camaradas Leny Fernández y Sebastián Pimentel,  y  me  chotearon  arguyendo  que no querían llevarse un chasco -lo que comporta un juicio en exceso peyorativo acerca de los grupos y solistas coterráneos (severidad que no comparto pero entiendo). Básicamente, fue ése el pistoletazo de salida.

La siguiente andanada de preguntas indagaría por los criterios utilizados para la selección y ordenamiento de semejante “constelación”. ¿Por qué tantos? ¿Por qué unos sí y otros no? ¿Por qué una numeración histórica, y no un cóctel todos-contra-todos?

Dado que estamos hablando de un arco de tiempo que supera las cinco décadas, y que además cubre una inmensa gama de subgéneros y tendencias, me decidí por una presentación que mezcle los enfoques cronológico y estético. Previsiblemente, se empieza por lo más antiguo y se acaba por lo más reciente -pero ello no impide que bandas relativamente recientes como Los Protones, Comfuzztible y Manganzoides, que abrevan con fruición en el instro-garage-surf-beat de la segunda mitad de los 60s; se acomoden en la sección correspondiente. Una situación similar a la de Nudo De Espejos (formación que aleaba prog rock, psicodelia, ramalazos de kraut) y Wreck (punk a secas), que iniciaron andanzas en el 2001 y se hallan ubicados respectivamente en las cuadras progre y punk. Vertebrar un recuento que intercale al azar edades y estilos no es aconsejable ni siquiera para aquellos que mal que bien conocemos los intrilingüis del rock y la electrónica locales. Con sus pros y contras, sugiero acatar el orden prescrito. En cualquier caso, no hay sino que elegir la opción “random” del reproductor para obviarlo.

(Por cierto, en realidad son 50 los años cubiertos, no 55. Todas las fuentes enteradas coinciden en señalar al mini LP epónimo de Los Millonarios Del Jazz como la primera referencia rockera bajo estos cielos -verano de 1957-. No les incluyo porque sus cuatro surcos están grabados en inglés, tres de ellos son covers, dos de sus cinco integrantes no eran peruanos, y hasta ahora nadie se ha dado el trabajo de digitalizar decentemente ese mítico vinilo.)

En cuanto a por qué unos sí y otros no, confieso que se trata de una sencilla cuestión de gustos. Algunas veces, éstos coinciden con piezas reconocibles como paradigmas del buen hacer de nuestros músicos/no-músicos. Algunas otras veces, el escucha se verá gratamente sorprendido por la manufactura de canciones y/o instrumentales que desconoce. Pocas veces, eso sí, este compendio estará de acuerdo con la “versión Marca Perú” que de esta historia ofrecieron en algún momento los medios masivos: por fuera, una “comunidad” ingenuota e inicua; por dentro, parafraseando a Umberto Eco, una verbena de mala fe, zancadillas y excomuniones recíprocas.


Y es que, tras el golpe de Estado del general Juan Velasco Alvarado (1968), el rock dejó paulatinamente ser enfocado por radios y televisoras como lo que ha sido desde que superó su adolescencia rocanrolera: una fuerza incontrolable de desafío, irreverencia, renovación y vitalidad -un espíritu rebelde/trasgresor/exorcizado que no conoce de edades, que habla a los corazones jóvenes de cualquier década, desde una tradición propia forjada en el constante cuestionamiento de sí misma. En otras palabras, arte que se ha reinventado derribándose para reconstruirse, destruyéndose para reedificarse, sin olvidarse jamás de criticar el pretendidamente perfecto modus vivendi/status quo pregonado por la adultez. Ni qué decir de la electrónica, que recién abrió los ojos durante la segunda mitad de los 80s (y que en principio no reconoció el antecedente de la escena electroacústica peruana de los 70s, cuyas figuras señeras ya abandonaron este valle de lágrimas: Édgar Valcárcel, hace dos años, y recientemente César Bolaños).


 Acaso al dejar en claro que mi gusto particular ha dictaminado qué va y qué no va, acabo de desanimar al escucha a adentrarse en este universo. Acaso acabo de alentarlo. Consecuentemente, este Orbius Tertius de tiempos y sonidos es una suerte de espejo: dice algo de mí, y a través suyo disemino un buen cúmulo de ideas sobre lo que creo son el mejor rock y la mejor electrónica peruanos.

II

Existe otro sentido en el cual esta compilación es también una superficie refractaria. Para quien se haya consagrado al bizantino estudio del rock y la electrónica, sus orígenes y evoluciones; será evidente que la selección duplica el esquema patentado por sus pa(d)res del Primer Mundo. Quienes así lo consideren necesario, pueden agrupar los archivos de audio en la siguiente ronda de carpetas:

- 01 Instro-Garage-Surf-Beat: de “0001 Los Incas Modernos-Carnavalito” a “0058 Manganzoides-Musaraña”.
- 02 Garage Proto Psicodélico Y Proto Punk: de “0059 Los Sideral’s-Hippie” a “0102 Manganzoides-Ganímedes”.
- 03 Psicodelia, Fusión Latina Cosecha 70s Y Hard Rock: de “0103 Presidente Morsa-Sal Roja” a “0138 Laghonia-Mary Ann”.
- 04 Psicodelia Dura, Space Rock Y Heavy Rock: de “0139 Serpentina Satélite-Madripoor” a “0165 La Ira De Dios-5000 Años”.
- 05 Prog Rock -Trasvases Y Fusiones Ad Hoc-: de “0166 Frágil-Obertura” a “0193 Frágil-Oda Al Tulipán”.
- 06 Punk Y Hardcore: de “0194 Narcosis-Triste Final” a “0285 Punk Waro-Arde Ciudad Imperial”.
- 07 Post Punk: de “0286 Los Erizos-Rastrera” a “0300 Narcosis-Danza De Los Cristales”.
- 08 Dark-Gothic Rock: de “0301 Voz Propia-Hasta El Fin” a “0394 Voz Propia-Noventas”.
- 09 Ethereal Music, Noise Rock, Shoegazing Y Afines: de “0395 Catervas-Raros Presentimientos” a “0458 Fractal-Mis Lágrimas En Tu Rostro”.
- 10 Electrónica Pre-Detroit -Synthpop, Trance, E.B.M., Techno Industrial, Industrial Y Afines-: de “0459 Eléctrica De Lima-Hombre Antena” a “0570 Kyleran-Geometric”.
- 11 Metal, Grind-Noise, Crust-Core Y Afines: de “0571 Dios Hastío-El Odio Te Alcanzará” a “0590 Dios Hastío-Raza De Gusanos”.
- 12 Inclasificables Afines Al Metal Y Al Noise: de “0591 Retrasados De Hojalata-Hemingway” a “0604 Retrasados De Hojalata-La Máscara Del Demonio”.
- 13 Pop Rock 80s, 90s Y 00s: de “0605 JAS-Ya No Quiero Más Ska” a “0663: Madre Matilda-Manos Blancas”.
- 14 Rock Mestizo, Ska, Reggae, Dub, Lounge Y Fusiones Afines: de “0664 Delpueblo-Escalera Al Infierno” a “0735 Delpueblo-Posesiva De Mí”.
- 15 Funk-Core O Trash Hop: de “0736 Arfaxed-Stampas” a “0739 Extremo Sur-Ladra”.
- 16 Inclasificables Proto-Indie Rock: “0740 Camarón Jackson-El Hueco” y “0741 Santiago Pillado Y José Antonio Mesones-Mi Perro Poodle Tiene Pulgas Negras”.
- 17 Indie Rock: de “0742 Ertiub-Caricia Mental” a “0868 Plug-Plug-Bye Bye Lima City Rockers”.
- 18 Ambient Pop: de “0869 Ciëlo-Éste Es mi Avión” a “0924 Ciëlo-Transformador”.
- 19 Neopsicodelia: de “0925 Hipnoascención-Emoliente” a “0947 Hipnoascención-Retro”.
- 20 Post Rock Y Afines: de “0948 El Divino Juego Del Caos-...Es Una Puta Vía De Escape” a “1009 Evamuss-Xul”.
- 21 Electrónica Lo-Fi, Ruidismo Y Afines: de “1010 Wilder Gonzales Agreda-Sweet Oscillations” a “1081 Evamuss-Dí-Sol”.
- 22 I.D.M., Post I.D.M., Indietrónica (Y Algo De Trip Hop): de “1082 Silvania-Lunik” a “1142 Elegante-No Mates Más Toros Por Favor”.
- 23 Rocktrónica Y Dance: de “1143 Theremyn_4-Al Fin Te Encontré Mañana” a “1183 Theremyn_4-Escape En un Simulador De Vuelo”.
- 24 Drum’N’Bass O Jungle: de “1184 Luján-Dos Más” a “1200 Luján-Latin Drums”.

Evidentemente, no se trata de una secuencia lineal. Con sobradas reticencias, puede afirmarse que el rock y la electrónica observaron sucesiones de este tipo hasta la aparición del punk (1977) y los días de inextinguible gloria de Kraftwerk (curioso, también 1977), respectivamente. Luego de esos avatares, las (r)evoluciones paralelas se convirtieron en norma. Un árbol de muchas ramas representaría este devenir histórico mejor que el propugnado “mapeo” de files.

Así y todo, no deja de ser revelador que de este atlas de carpetas se desprendan a priori algunas conjeturas sobre el rock y la electrónica de estos suelos. Habiéndose considerado todos los dialectos de ambos lenguajes, es notoria la ausencia de apartados glam y disco, así como también la falta de un file consagrado al rockabilly. De igual modo, la electrónica ha sido segmentada en varias partes: una incrustada entre la carpeta ‘etérea/noise rock/shoegazing’ y la carpeta ‘metal/grind noise/crust core’, otra entre la carpeta ‘indie rock’ y la carpeta ‘neopsicodelia’, y el resto posicionado luego de la carpeta ‘post rock/afines’.

En los dos primeros casos, es lícito suponer que el endurecimiento del velascato quebrantó el proceso de transmisión en la tradición rockera, generándose un espantoso vacío entre 1975 y 1980. Aún diría más, la fuerte carga de sexualidad liberada por el glam rock y la música disco (aghhh) apenas podía tolerarse en Europa y la Unión Americana: una situación equivalente en nuestro tercermundista país hubiera sido insostenible, y por ello impensable -de ahí la casi absoluta ausencia de émulos nacionales de Earth, Wind & Fire; New York Dolls, T-Rex y compañía. La experiencia disco ETC/The Rollets de algunos ex We All Together es tan efímera como prescindible (ufff). De otra parte, en el tercer caso, no hay un solo cultor puro medianamente decente de rockabilly que haya nacido en estos predios (quizás algunos tendrían a bien rescatar a Vaselina o a Los Suplentes).


Por lo que respecta al entrecortado “despliegue” de la tradición electrónica, éste se debe a la inexistencia de una corriente marca Detroit en tierras incas (económicamente inviable en su momento histórico). El techno que facturasen Underground Resistance, Juan Atkins, Derrick May, Kevin Saunderson, Plastikman y Cybotron nunca germinó/encontró eco aquí. De la E.B.M. (siglas de “electronic body music”) y contadas reyertas techno industriales, nuestros paisanos pasaron sin escalas al ambient pop, al noise digital, a la I.D.M. (siglas de “intelligent dance music”), al mestizaje rocktrónico y -brevemente- al escurridizo drum’n’bass. De ahí que esa primera carpeta hipotética pareciera tener poco o nada que ver con las siguientes (con ciertos sonrojos, Kyleran es el único compatriota que puede jactarse de haber probado fortuna con el Detroit techno). Por siaca, nótese que no menciono a los DJs pinchadiscos: el turntablism más elemental, el que ellos abrazan, se me antoja válido como mera técnica, no como género musicológico. Al menos el house post 2000 sí se esfuerza en crear. Y la materia prima sampladélica del mash-up es tan microscópica, que lo convierte por derecho propio en un mundo aparte.

(Continúa leyendo para acceder a los links de descarga del 9 al 16 AQUÍ.)


ESCUCHA EL SONIDO DE LA CRISIS (PARTE 1) AQUÍ

ESCUCHA EL SONIDO DE LA CRISIS (PARTE 2) AQUÍ

ESCUCHA EL SONIDO DE LA CRISIS (PARTE 3) AQUÍ

ESCUCHA EL SONIDO DE LA CRISIS (PARTE 4) AQUÍ

ESCUCHA EL SONIDO DE LA CRISIS (PARTE 5) AQUÍ

ESCUCHA EL SONIDO DE LA CRISIS (PARTE 6) AQUÍ

ESCUCHA EL SONIDO DE LA CRISIS (PARTE 7) AQUÍ

ESCUCHA EL SONIDO DE LA CRISIS (PARTE 8) AQUÍ

Licencia Creative Commons
'El Sonido De La Crisis: Back To Perú -O Una Historia Del Rock Y La Electrónica De Sabor Nacional-' por Hákim de Merv se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://hexagonocarmesi.blogspot.com/.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

ADDENDA (NUNCA FALTAN)

No es errado afirmar que, en efecto, las más de las veces nuestros grupos y solistas se limitan a copiar los modelos foráneos.

Es importante el conocimiento, estar al dia con lo que se hace en otras latitudes, tomar y aprender del otro. La meta última, evidentemente, es o debería ser la autonomía artística. Ello, lamentablemente, todavía está lejos de darse.

Hákim de Merv

Erik Bullon dijo...

Brutal , brutal causa , te recuntra pasaste , este mi regalo de navidad , gracias broster , se aprecia totalmente , y el articulo ni que decir ,espectacular . no hay nada que criticar , sino disfrutar.

Anónimo dijo...

Jajajajajaja!!!! Le diste con todo, Erik!!!!

Pues que le aproveche, doctor, así ya no tengo que comprarle nada pa'l 25 de diciembre, jejejeje!!!!

Sólo me permito disentir con la última parte de tu comment. Todo texto es perfectible, y éste no es la excepción. De hecho, ya hay una buena cantidad de amigos y conocidos que se van a declarar en huelga de hambre hasta que me decida a convertir este post en un libro. Morirán de inanición, entonces, jojojojo!!!!

Un abrazo.

Hákim de Merv

Anónimo dijo...

ADDENDA (NUNCA FALTAN)

No es correcto omitir los agradecimientos a aquellos camaradas que me ayudaron a engrosar este post con información valiosa y precisiones varias respecto de los datos históricos -así como tampoco es válido olvidarse de aquellos que cuestionaron algunas de sus aseveraciones y propiciaron una interesante polémica que redundó en una mejora sustancial del texto que nos ocupa.

Mis respetos a Fernando Gonzáles, Jorge Paredes, Fidel Gutiérrez (tal vez el mejor crítico de música que tiene el país), Cristhian Manzanares, Luis Alvarado, Jorge Luis Tineo, Jonas García y Wilder Gonzales Agreda. Y también a todos aquellos que posaron sus ojos sobre el artículo antes de su publicación: Walter Rojas, Jorge Buckingham, Sandra Gárate, y (asumo que) Leny Fernández y Sebastián Pimentel.

Este esfuerzo va dirigido a todos los rockers y electroshockers de vieja escuela -and proud of it.

Ricardo Pino Rios dijo...

simplemente espectacular, muchas gracias por tan ENORME aporte, ahora a disfrutar!

Anónimo dijo...

Ciertamente, material para escuchar y disfrutar por un laaaaaaaargo tiempo. Gracias por escribirnos, Ricardo.

Hákim de Merv

José dijo...

Hakim:
Por qué ningunear a la revista "Interzona" en tu artículo?Una pena, realmente que tu resentimiento y mezquindad gane en contra de mayor información al que lee un artículo tan interesante como el que dedicas al peruano promedio que no tiene la mas minima idea de lo que pasa con la musica de su pais.
Ojala no te gane la bozzada para la próxima.

Anónimo dijo...


José:

¿A qué ninguneada te refieres? Si estamos hablando del mismo artículo, es decir El Sonido De La Crisis, creo que te has equivocado a la hora de postear el comentario. Dado que es un texto larguísimo, publicado en tres partes, no estaba muy seguro de si efectivamente había alguna alusión en ESDLC que se me había escapado. Acabo de revisarlo y no hay nada. ¿Qué fue, entonces, chino?

Ahora que, si te refieres al texto titulado Carlitos' Way: A Propósito De Demoler..., ciertamente allí le aplicó un fierrazo bien merecido al "medio" que mencionas ("No he tenido ocasión de conocer personalmente al autor. Lo que sé de él viene de amigos comunes, o de personas que alguna vez fueron amigos míos y ahora ya no, así como de una que otra crónica publicada en cierto fanzine snob que luego corrió a convertirse en revista y del que no quiero seguir acordándome)"
, aunque yo no he explicitado su nombre. Celebro que seas buen entendedor...

Y como seguro eso no es gratuito, y también estás al tanto de los dimes y diretes que ha habido entre esa gente y yo, debes saber que, si bien es cierto yo los critiqué a título personal, no me digné responder ninguno de sus malintencionados comentarios hasta que se metieron con Caleta -que fue tanto como meterse con la Madre. Debes saber, también, que en todo este tiempo siempre les han aplaudido a ellos las malcriadeces, pero, claro, cuando uno responde, uno es el atrevido, el niñato, el resentido y mezquino. No vale medir con varas distintas, pues.

Sin duda, si valoras algo esa publicación, te debe parecer una bozzada que yo les siga pegando duro. No es mi caso: para mí, descontando las rarísimas excepciones, esa publicación FUE una gran bozzada. Así que advertir a mis lectores sobre ello, no puede ser desde mi punto de vista ninguna bozzada. Un acto de resentimiento, quizá, lo admito, pero bozzada, nunca jamás.

Gracias por escribir.

Hákim de Merv

José dijo...

Hakim:
En tu texto de 3 partes: "El sonido de la crisis-Back To Perú" ninguneas a Interzona cuando dices: "Sí, se ensanchó la difusión a través de medios escritos -Caleta, Sub, 69, Freak Out!- y virtuales -la blogósfera-...". A esa ninguneada me refiero. Seamos sinceros, "Freak Out!" y "Sub", si no me equivoco, aparecieron despues de "Interzona" y no tuvieron la repercusión de éste último. Si no fuera asi no tendrías todos los numeros de "Interzona" forrados con vinifan al lado de tus copias piratas de los libros de Reynolds. Ya estamos viejos para hacernos los locos ahora, mi estimado. Y eso que me reservo el comentario sobre lo de "Interzona" en el texto de "Demoler".
Por otro lado, no entiendo la bozzada que haces referencia. No estuve en el medio de esa pelea interna pero no te parece que publicar tus miserias y resentimientos, minimiza el poder de llegada de tu texto a gente que no tiene nada que ver con ese tema y que quieren información (y que tu la puedes brindar muy bien)para entender la musica de su pais.
Tu odias (con razon) "Al fondo hay sitio" y toda la mierda de America, pero tus textos con resentimiento podrian ser guión para cualquiera de esos productos basura del canal 4.
Lo repito, espero que no te gane la bozzada otra vez. Y es bozzada porque aprovechas este medio para "meterle su chiquita a alguien". Eso no solo es bozzada/criollada sino cobardía. Mejor decirselo en su cara, no?

Anónimo dijo...


José:

¿Y a ti no te parece cobardía utilizar un medio impreso, o de cualquier otro tipo, para decir “A los próceres del pensamiento ilustrado que se toman demasiado en serio estas cosas, coman mierda & mueran, como decía John Lydon”, o “A todos quienes descubren decepcionados que los grupos que algunos despistados promocionan como la octava maravilla no son más que cebo de culebra...”? ¿No? ¿Y entonces por qué las alusiones que yo hago sí te lo parecen? ¿No será que, porque esos tipos son tus patas, te jode que alguien se meta con ellos? ¿O sí te parece que esos ataques también son cobardes? Y si fuera así, ¿también les has dicho a ellos lo mismo que me dices a mí? Porque al menos a mí hasta ahora no me lo han dicho a la cara.

Me doy cuenta de que el ninguneo al que aludes es por omisión. ¿Hubieras preferido, pues, que hablase mal de esa publicación? ¿Qué otra cosa podías esperar, si no? El único mérito que tuvo esa publicación fue el de dar a conocer algunas bandas por el hecho de reseñarlas, o hacerlas protagonistas de artículos -porque, si nos ponemos a chequear el modo en que esos textos fueron escritos, los criterios de valoración, etc; todo eso no sirvió para nada (salvo las contadísimas excepciones de artículos y comentarios rescatables).

Por eso, me sorprende que hables de repercusión. ¿De qué repercusión hablas, mi estimado? El público rockero que vive en este país es muy reducido, y más aún el público verdaderamente empapado en el tema. Pero si quieres ponerlo en términos de repercusión y cronología, Sub salió por primera vez en octubre del 97, mientras que esa publicación salió en marzo del 98. Sí, Freak Out! sale en marzo del 04, pero desde luego que tuvo mucha mejor repercusión que esa publicación. Nos movimos antes que ellos en provincias, y les jodimos tanto que no sólo tomaron medidas para pasar de ser fanzine a revista, sino que ni así pudieron compensar que en 3 años hiciéramos lo que ellos en 7.

Por otro lado, me parece insultantemente clasista tu apreciación “Si no fuera así, no tendrías todos los números de Interzona forrados con vinifán al lado de tus copias piratas de los libros de Reynolds”. ¿Tú qué crees, que a mí el dinero me lo regalan? No se lo regalan a nadie. Uno se la tiene que buscar como sea. Si aún así quieres darle al vicio, no te hace menos que nadie tener copias piratas de libros, de películas o de discos. Si quieres originales y puedes pagarlos, enhorabuena. El que puede, puede. Si no es así, ¿por qué chucha voy a sentirme menos por tener piratas? Cierto, tengo todos los números de esa publicación. Y también tengo todos los números de Caleta, de Sub, de 69 y de Freak Out! (incluso aquellos en los que yo ya no estuve): leo todo lo que se ha dicho en esas innumerables páginas no por devoción, sino por simple gusto coleccionista.

El primer número de esa publicación fue bueno. Alentador. Lástima que para el segundo, se incluyó a un tipejo que fue más una plaga, que acabó por deschavar a los dos principales impulsores del proyecto y les hizo equivocar clamorosamente el camino. A partir de allí, esa publicación se convirtió en una gran bozzada. Es verdad que ni tú ni ninguno de los que NO estuvieron directamente implicados tiene por qué saber estos detalles, pero entonces no juzgues tan apresuradamente, sin tener conocimiento de lo que pasó en realidad.

Ya estamos viejos como para querer entre nosotros hacernos quedar como idiotas, chochera. Agradezco los comentarios favorables que me dispensas, pero el kit incluye ambas cosas. Todos, de hecho, tenemos nuestras cosas. Además, caballero, ¿venir a armar chongo por las huevas en un día como hoy? No hay derecho, oiga. Con todo gusto, me sentaré a defender mi postura otro día, sobre ESDLC o sobre Demoler... Argumentos jamás me han faltado en todos estos años, menos ahora.

Gracias por escribir. Feliz año nuevo.

Hákim de Merv

José dijo...

Es una coincidencia que te escriba estas lineas justo este dia. Disculparás que te arruine algun tipo de celebracion por este dia absurdo, pero no he leido ninguna prohibicion en tu blog de escribir comentarios algun dia en particular.
Tus argumentos son bastante risibles. Osea tu leiste que en Interzona, el equipo editorial escribió: “A los próceres del pensamiento ilustrado que se toman demasiado en serio estas cosas, coman mierda & mueran, como decía John Lydon” y tu dijiste: "eso me lo dedicaron a mi". Es ridículo. Creo que el fanzine/revista tenía esa actitud desde que salieron (Prozac), es decir cagarse en toda publicación anterior como voz nueva en el medio musical under, indie o como quiera llamarsele. Igual que godard!pero autenticos, sin poses. En todo caso, si eso te lo señalaron dedicado especialmente a ti, que paja, no?por lo menos se dan el trabajo de buscar una frase del gran John Lydon para dedicartela. Aunque, no por desmerecerte, pero no creo que lo hayan hecho con esa intencion. Creo que es algo mas que tiene que ver con tu salida de la revista por la puerta falsa por el ingreso de esta persona que creiste la cagaba toda y tu mente empezo a jugarte una mala pasada.
En fin, no deseo seguir con todo esto. Solo te sugiero que para el bien de tus lectores, no incluyas asuntos personales que nada tienen que ver con el tema o que nada aportan a textos tan sustanciosos en los que trabajas.

Por lo tanto:Dile NO a la bozzada!

Feliz año.

pd: no conozco a ningun miembro del equipo de Interzona. No son mis amigos ni me une interes alguno en comun. Soy un lector como cualquier otro que le agradece a esas paginas el haber descubierto tanta musica que hasta el dia de hoy me acompaña.

Anónimo dijo...

Más risible, y hasta ridículo, José, es que hables cachosamente de prohibiciones. Se trata de una cuestión elemental de tacto, nada más que eso.

Me queda clarísimo que no tienes ni la más remota idea de lo que estás diciendo. El número en el que aparece esa línea es el quinto. Entre éste y el anterior, apareció en un periódico que ya no existe una dura reseña contra esa publicación. Por amigos comunes, sé que la leyeron el mismo día que salió, y sé que hicieron una pataleta descomunal. De modo que cuando sale el quinto número, es evidente a quién va dirigida esa cita. Me lo confirmó un amigo que luego habló con ellos.

Lo cague de risa es que en la postdata admites que no tienes nada que ver con ellos. ¿Cómo, entonces, estás tan seguro de que todo esto se debe a mi "salida por la puerta falsa"? Ese tipo entró entre los números 1 y 2. Yo me arranqué después del número 3. Y me salí por voluntad propia, porque me parecía hasta el reculo el rumbo que estaba tomando esa publicación. Es más, el detonante fue la manipulación de la elección 1998 que hicieron, todo para no poner en la lista al Yield de Pearl Jam. A mí no me votó nadie, y de eso puede dar fe uno de ellos, con quien me senté en el Queirolo una tarde del verano de 1999, y a quien le dije hasta aquí nomás.

Tampoco yo deseo seguir con todo esto. No tengo nada programado especialmente para hoy, excepto estar tranquilo en casa, sin que nadie me moleste -ni física ni virtualmente. Así que mejor lo dejamos ahí. Sólo te aconsejo que averigües antes de hablar (o escribir). No estás al tanto del pleito, y por ende no puedes hablar de fantasmas o alucinaciones con ninguna autoridad.

Nuevamente, gracias por escribir.

Anónimo dijo...

Erratas:

1) Es "botó", no "votó".

2) Faltó mi firma.

Hákim de Merv

José dijo...

Creo que todo el lío con Interzona se inicia por tu odio declarado a Alfredo Villar por un tema personal entre ustedes que no vale la pena comentar acá. A Villar puedes odiarlo por lo ridiculo que puede ser a veces (el repugnante texto sobre Liz Phair)o reconocer que puede aportar algo informativo (su esfuerzo en lo de Nick Drake). Pero de ahi a decir que por culpa de ese compadre, "Interzona" es una mierda...no te pases ps, Hakimcito. Está bien que se te caiga la baba por el poeta Pimentel y sus hijos y tomes partido por ellos, pero tampoco seas tan lameculos para cegarte y decir que lo del 98 fue una mierda y que por eso te quitaste. Para esa epoca tu asqueabas a Vedder tanto como asqueas ahora al Grupo 5. No nos hagamos los huevones tampoco. Fueron intolerantes, claro que si, pero hacer un berrinche y aprovechar (otra vez) un espacio que se te daba en un diario para meter chiquitas y quedar bien con los Pimentel. Pero no seas pendejo ps y digas que todo lo que se hizo ahi fue una mierda.
Sé mas abierto, tio. Y algo justo también. Interzona no fue una mierda, y lo sabes. A Rivera y a Quinto en el fondo los respetas. Son gente decente. Lo de Villar ya es otra historia. No metas al saco a todos por igual.
Happy New Year!

Anónimo dijo...

Para ser alguien que dice no conocer a la gente de esa publicación, haces demasiadas presunciones basándote en lo que cree que sabes. Sin embargo, veo que aludes a dos artículos citados en un correo personal dirigido al autor de los mismos. Hoy sé cómo llegó a dominio público ese intercambio de mails, por lo que no tiene nada de extraño conocerlo, pero entonces no te hagas el pendejo tú presentándote como un observador imparcial que sólo se guía por lo que aparece en las publicaciones "especializadas".

También es evidente que en tiempo récord te has agenciado el artículo del periódico que en buena cuenta fue la madre del cordero de este asunto. Es, pues, obvio que conoces a esta gente, y que estás tomando partido por su versión de lo que pasó. Así que ya puedes dejar de hacerte el huevón.

Todos los que me conocen saben que no entiendo de poesía. En literatura, no es lo mío. De modo que decir que se me cae la baba por el poeta Jorge Pimentel es una vileza tan enorme como decir lo mimo con respecto de sus hijos. Yo respeto y estimo a Jorge Pimentel y a su hijo Jerónimo. De quien sí soy muy amigo es de Sebastián Pimentel, pero eso nada tiene que ver con el texto del periódico, como maliciosamente quieres dar a entender.

Qué poco me conoces. Yo puedo desaprobar algunas de las reseñas que escribí cuando recién comencé, pero por la forma, porque el estilo madura con los años. Por el contenido, nunca, y eso siempre lo he dicho: aún soy fan de Vedder y de Cobain, de Patton y de Layne. Tan es así, que voté por el Yield aquella vez.

Esa publicación fue una gran bozzada, aunque te joda verlo escrito de nuevo. Una publicación que se maneja bajo los parámetros de la intolerancia no puede ser otra cosa. A mí me pueden joder algunos grupos o artistas, pero si me meto a llevar las riendas de una revista, no dejo que mis gustos personales influyan en mis decisiones como "director". Pruebas al canto: Freak Out! habla por sí sola.

Para mí, a partir de este momento esto se convierte en tema cerrado. No tengo por qué seguir justificándome ante alguien que no conoce los pormenores de este rollo, y que además hace graves alusiones e imputaciones como si repartiera caramelos. Si lo he hecho hasta ahora, es porque a nadie le gusta que mientan respecto suyo, menos si esas mentiras vienen del anonimato.

Hákim de Merv

José dijo...

Ok, tio. Aqui la dejamos. Me imagino que de ambas partes la habrán cagado y bueno, eso ya fue hace tiempo y no vale la pena traerlo a este presente.
Lo que si, sin animos de joder,es que dejes la soberbia a un lado y esas ganas de botar cochinadita que a veces te sale en tus textos porque termina ensuciandolos por las puras huevas. Y a nosotros, que solo te agradecemos la informacion que puedas brindarnos, nos importa un carajo alguna actualización de tus miserias y/o resentimientos personales.
Espero lo tengas en cuenta.

Suerte en tu vida.

Anónimo dijo...

OK, José, si todo se reduce al hecho de que te joden estos exabruptos, eso puedo entenderlo. Todo lo demás han sido palos de ciego de tu parte, y eso es algo que también tú debes admitir.

Efectivamente, ha habido ataques de ambos lados. Si a mí me reclamaran por esto como a ellos, normal, veo que es una digamos queja justa. Nunca ha sido así: únicamente a mí es a quien han jodido en los foros, en los blogs, vía correos... Tampoco, pues.

Si les importa un carajo todo esto, saltéense lo que no quieran leer y listo. Se ha dado esta vez que dos posts míos seguidos han sacado de nuevo esas ronchas, pero normalmente no toco ese rollo sino de modo privado. Eso sí, yo nunca olvido. Nunca.

Gracias por tus últimas palabras. Te deseo lo mismo.

Hákim de Merv

José dijo...

Master, ya que tocas el tema de Freak Out!...qué paso?por qué te dieron una patada en las cuatro letras cuando tu creaste la revista con otros weirdos?despues de esa salida por la puerta falsa (y van....) y tu destierro del ambito fantasmal de critica musical en nuestro pais, no se supo mas de ti hasta desembarcar en este hexagono carmesi.
Espero tus comentarios.
Seguimos en contacto.

Anónimo dijo...

Chochera, como que ya me has jalado bastante la lengua en público, ¿no te parece? El cotilleo, si tanto te interesa conocerlo, te lo puedo contar, pero no aquí. Dame una dirección electrónica y te escribo allí personalmente.

Sólo una aclaración. No logro comprender porque insistes en hablar de salidas "por la puerta falsa". De la publicación que motivó nuestra discusión previa, ya te dije cómo salí. El tipo con el que hablé para comunicarle que ya no seguiría escribiendo allí, puede dar fe de eso. Del único medio del que salí, para usar una expresión tuya, "por la puerta falsa", fue de 69 -de donde me chotearon cuando supieron que iba a lanzar Freak Out!

Y en cuanto a Freak Out!... los detalles por interno, si eres tan gentil.

Saludos.

Hákim de Merv

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...